El carisma y la espiritualidad que desde hace más de 150 años compartimos definen nuestra identidad más profunda. Una identidad que os invitamos a descubrir clicando en cada uno de estos temas. Os dejamos con la definición de esa identidad, según recogen los nn.3 y 4 de nuestras Constituciones:

 

La Congregación

está puesta bajo la protección especial

de la SAGRADA FAMILIA.

Ella es nuestro modelo de vida

y fuente de nuestra espiritualidad,

que se centra en la contemplación y vivencia

del misterio de Dios hecho hombre.

Maria abierta al plan salvador de Dios,

que guarda en su corazón las palabras del Señor

y José, el servidor fiel y prudente,

dócil a las mociones del Espíritu,

viven con Jesús la voluntad del Padre.




 



Jesucristo es para Ana María Janer

el ideal supremo de su vida

y la razón de su entrega a los demás.

Su caridad, hecha servicio a los necesitados,

viendo en ellos la imagen de Jesucristo,

es signo auténtico de su amor a Dios,

que crece y se fortalece

por la búsqueda y el cumplimiento de la voluntad divina.